martes, 7 de febrero de 2012

DIFERENCIAS DE PROFESOR, MAESTRO, DOCENTE Y CATEDRÁTICO

LO QUE CONOZCO LO QUE SE HA ESCRITO QUE APRENDÍ

DOCENTE: es la persona que da clases

MAESTRO: que posee un grado académico o posgrado y que se especializada en cierta área

PROFESOR: que se desempeña de acuerdo a la carrera que estudio o que tiene habilidad en cierta área.

CATEDRÁTICO: es la persona que tiene grandes conocimientos, fruto de su experiencia y trabajo; además de que tiene un rango académico alto.
DOCENTE: es aquel que enseña, sinónimo de profesor o maestro, que enseña una determinada ciencia o arte y que sabe transmitir sus conocimientos:

MAESTRO: persona que tiene un grado académico de posgrado.

PROFESOR: se dedica a la enseñanza, que profesa una actividad.

CATEDRÁTICO: es la categoría más alta en los centros de enseñanza, es la persona que por cuyo estudios y experiencias se le asigna el grado más alto al dedicado de la enseñanza
Lo que aprendí fueron las diferencias que hay entre estos términos, que aunque coloquialmente “pensamos” que son sinónimos.

Un docente es aquella persona que enseña, pero que no tiene habilidades pedagógicas, aunque no necesariamente tenga un grado académico

Un profesor es la persona que enseña y tiene habilidades pedagógicas, no tan extraordinarias como un maestro.

Catedrático posee el rango más alto en centros de enseñanza.

Esto lo vimos en clase, y analizamos las diferencias que cada quien encontraba de acuerdo a su forma de entender.

image

4 comentarios:

  1. mmm..me falto decir! me gustan mucho Los Simpsons! :)

    ResponderEliminar
  2. El término CATEDRÁTICO se utiliza generalmente en las universidades y proviene de "cátedra", nombre que se da al asiento (la silla) de los obispos católicos en sus templos, denominados "catedrales", y esto se debe a que durante la Edad Media la enseñanza que se daba al pueblo era exclusivamente de las narraciones de algunos textos de la Biblia, especialmente de los evangelios y eran los obispos, precisamente, los responsables de esa labor.
    Saludos cordiales
    Juan Caballero

    ResponderEliminar